Las abejas salvajes, en alarmante declive
Las especies salvajes de abejas de la Unión Europea están en la cuerda floja. Una de cada diez (9,2 por ciento) de estas especies se encuentra en peligro de extinción, y en un futuro próximo otro 5,2 por ciento podría correr la misma suerte, según revela un nuevo estudio financiado por Bruselas. De no tomarse medidas urgentes que frenen este declive, lo pagaremos caro, advierten desde la UE.

“Si non encaramos las causas del declive y actuamos urgentemente, pagaremos un alto precio por ello”, ha recalcado el comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marinos y Pesca, Kamenu Vella, en relación al alarmante resultado que arrojado por el estudio, el primero realizado sobre las abejas a nivel europeo.

Claves para sobrevivir

En concreto, es la primera vez que se posee información sobre su estado, población, distribución y amenazas de las 1.965 especies salvajes de abejas en la región europea. Entre otras conclusiones, el informe ha hallado que el 7,7 por ciento de las 1.965 especies estudiadas ha disminuido su población, un 0,7 la incrementó y sólo el 12,6 por ciento está estable.

Las abejas salvajes, en alarmante declive
La gravedad de la situación se interpreta a la luz de la importancia clave de los polinizadores en el mantenimiento de los ecosistemas y, por lo tanto, en lo que respecta a la seguridad alimentaria. No en vano, de las 100 especies de cultivos que proporcionan 90 por ciento de los alimentos del mundo, las abejas polinizan más del 70 por ciento. Nuestra supervivencia, por lo tanto, depende de la supervivencia de este insecto.

Los resultados se han publicado como parte de la Lista Roja Europea de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), organismo que ha participado en el estudio, junto con el proyecto Situación y tendencias de los polinizadores europeos (STEP) y la Lista Roja europea de Abejas.