Las alergias crecen por la contaminación y temperaturas