Las algas tiñen de rosa fluorescente el mar en Australia
La masiva presencia de algas de un llamativo tono rosa asalmonado han teñido de un color sorprendente los océanos australianos. En algunas playas como Bondi Beach incluso se ha prohibido el baño durante un periodo de tiempo a consecuencia de esta colorida aparición.

En efecto, la floración de algas rojas ha transformado visualmente las aguas que bordean el país han hecho que el baño cotidiano se convierta en algo excepcional, como puede verse en la imagen que abre el post, tomada hace un par de días en Clovelly Beach, en Sydney.

Son grandes extensiones de costa, concretamente en el sureste de Australia, las que han convertido las aguas normalmente transparentes, prístinas, en esta especie de zumo de naranja casi fluorescente. De hecho, cuando anochece adquiere un curioso efecto luminoso azulado.

Se va extendiendo

El alga es cuestión se llama noctiluca scintillans y, conforme avanza la semana, su extensión está alcanzando playas más allá de Sydney, según informaron funcionarios del gobierno. Incluso está llegando a las populares playas de surf de Bells Beach, en el estado de Victoria, tal y como atestiguan los mismos surfistas e imágenes aéreas tomadas recientemente.

En principio, el contacto con las algas no es peligroso, más allá de emitir un fuerte olor a pescado y poder irritar la piel y los ojos, si bien se aconseja no exponerse demasiado tiempo ni comer pescado procedente de la zona.

La invasión no puede evitarse ni mitigarse con tratamiento alguno, por lo que se está esperando a que la floración siga su curso y la gran mancha se disperse por el mal tiempo. Su aparición no es habitual, pero siempre impresiona a propios y extraños. Entre otros factores propiciadores, se relaciona con la riqueza de nutrientes de las aguas y con las corrientes frías.