Las áreas naturales protegidas impulsan la economía
Las áreas silvestres son un tesoro natural en sí, pero además de su valor ecológico pueden impulsar la economía de una región, según concluye un nuevo informe.

Llevado a cabo por Headwaters Economics, un grupo de investigación independiente de Estados Unidos, el trabajo analiza la relación entre la protección de 335 millones de hectáreas de parques o áreas naturales del país y la pujanza de sus economías locales.

En concreto, se halló que en los condados rurales donde la tierra gozaba de protección federal, el empleo aumentó en un 345 por ciento en los cuatro últimos decenios. Muy al contrario, las áreas sin protección sólo aumentaron su empleo en un 83 por ciento.

oooo

Pero, además de crear puestos de trabajo, los salarios también son más elevados en estos condados con áreas naturales protegidas y, curiosamente, los empleos de alta tecnología también se concentraron cerca de estas regiones.

Senderismo, esquí, snowboard, paseos en barca, pesca, caza, etc. fueron algunos de los negocios que prosperaron en relación a las áreas naturales, si bien las dos últimas, lógicamente, no respeta el derecho de los animales, cuando forman parte fundamental del ecosistema.

El informe pone la guinda al pastel con una conclusión interesante que, en realidad, poco o nada tiene de nuevo: la protección de los tesoros naturales pueden beneficiar la salud de los lugareños y también su economía. La repera sería lograrlo sin tener que sacrificar la vida de ningún animal de un modo violento y sin sentido. Pero esa es otra historia y, en realidad, la misma.

En fin, sea como fuere, las intenciones de este estudio son importantes porque, más allá de sus posibles refutaciones, significan un intento de inculcar el valor de la naturaleza como posible motor de la economía. Aunque su valor intrínseco debería bastar y sobrar para asegurar su preservación.