Las áreas quemadas en Valencia tardarán un siglo en recuperarse