Las bacterias, buenas aliadas de la ecología