Las bolsas biodegradables no son una buena solución