Las centrales nucleares españolas acumulan más de 3.569 toneladas de residuos