Las ciudades, claves para luchar contra el cambio climáticoLas políticas municipales y sus políticos, es decir, eso que podemos llamar el ámbito de la municipalidad, suele considerarse un sector secundario cuando de actuar se trata. Sin embargo, también es cierto que la política más cercana al ciudadano es precisamente ésta, la que procede de la alcaldía y que, por otra parte, sumar esfuerzos siempre puede cambiar otorgar una fuerza tremenda.

Partiendo de ambas ventajas, así como de creciente protagonismo que está adquiriendo la urbanización en todo el mundo, alcaldes de grandes ciudades de todo el mundo se reunieron en Ciudad de México para aunar esfuerzos en la lucha contra el cambio climático.

La coalición C40

Creada hace ya más de una década, concretamente en 2005, la coalición C40 de urbes comprometidas con el clima, tiene su sede en Londres y que reúne a un total de 90 de las ciudades más grandes del mundo, como Londres, Nueva York, París, Madrid, Río, Caracas, Nueva York, Dakar, Adís Abeba, Johannesburgo, Seúl, Pekín, Shanghái, Estambul o Atenas.

Para hacernos una idea de la importancia de este grupo de ciudades, bastará saber que todas ellas representan 650 millones de ciudadanos, emiten tan solo el 7 por ciento de las emisiones urbanas del mundo y que además sus territorios generan el 25 por ciento del PIB mundial.

Las ciudades, claves para luchar contra el cambio climático
El hecho de que sus emisiones ni siquiera alcancen el 10 por ciento de las emisiones urbanas totales también nos da una clara idea de lo urgente que resulta trabajar a nivel urbano para combatir el cambio climático. Aunque queda mucho por hacer, también es cierto que las iniciativas que emprenden las grandes ciudades o urbes punteras por cualquier motivo sirven de faro guía para que el resto las tome como modelo.

Por debajo de los 2°C

Frenar el cambio climático con el fin de evitar que el calentamiento global supere los 2°C es un objetivo del Acuerdo de París, que a su vez lo recogió de las demandas científicas que vienen pidiéndolo desde hace años, pues existe un amplio consenso al respecto.

No en vano, un calentamiento superior traería consecuencias graves, como alcanzar un punto de no retorno en el que se multiplicarían los eventos climáticos extremos, además de acelerarse el deshielo. Se trata, en suma, de limitar el calentamiento climático a 2 grados centígrados con respecto a los niveles de la era preindustrial, y de hacerlo pronto. Idealmente, de aquí a 2100, para lo cual hay que iniciar la transición a una sociedad baja en carbono, una meta en la que las grandes ciudades tienen mucho que aportar.

Las ciudades, claves para luchar contra el cambio climático
Esta cuestión, de hecho, se debatió durante el evento, concluyendo que, a priori, supondría una inversión millonaria estimada en la friolera de unos 375.000 millones de dólares. Por otra parte, este gasto también conllevaría inversiones que traerían sinergias positivas a nivel económico y social.

Aún así, es una cifra astronómica, que sin embargo es necesario conseguir si se quiere hacer frente “al mayor reto de la humanidad, el desafío climático”, recordó la presidenta del C40 y alcaldesa de París, Anne Hidalgo.

Dinero e ideas para salvar el planeta

La primera edil parisina se mostró esperanzada en conseguir la cifra necesaria para afrontar las demandas que exige la lucha contra el cambio climático. “Juntos iremos a conseguirlo”, apuntó.

Las ciudades, claves para luchar contra el cambio climático
No hay otra alternativa, según Hidalgo, pues solo así “la humanidad tendrá posibilidades de sobrevivir”. De lo contrario, la temperatura media del planeta se disparará al final del siglo, y las ciudades serán unas de las grandes perjudicadas ante la avalancha de fenómenos extremos que nos espera, dijo.

Asimismo, se precisan buenas ideas en las que poder invertir. “Necesitamos personas visionarias que nos ayuden a enfrentarlo”, dijo. Y no es casualidad que la presidenta de la coalición C40 haga énfasis en la necesidad de inventiva.

Las ciudades, claves para luchar contra el cambio climático
Además de asumir compromisos en la mejora de la calidad del aire mediante políticas municipales relativas al tráfico, con lo cual reducirán también las emisiones (París y Ciudad de México se comprometieron a prohibir los motores diésel para 2025), las ciudades son claves a la hora de aportar ideas.

Por un lado, tras la reunión se determinó que los alcaldes se comprometerían a proponer inventarios y planes que permitieran reducir las emisiones en 2020, en sintonía con los objetivos que se encuentran en el Acuerdo de París, en vigor desde este 4 de noviembre.

Entre otras propuestas, se apuesta por la movilidad sostenible tanto fomentando el transporte público como el uso de la bicicleta, siempre en detrimento del coche, entre otras medidas en las que también destaca el avance hacia una sociedad con una huella de carbono cada vez menor. Para su logro, junto a esas medidas relativas al tráfico, se señaló la importancia de promocionar las edificaciones ecológicas y el mayor uso de energías limpias.

Las ciudades, claves para luchar contra el cambio climático
Por último, el informe presentado en la cumbre, titulado “Deadline 2020” marca este año como fecha límite para hacer avances sustanciales con respecto al ya mencionado límite de los 2 grados centígrados. De no hacerlo y seguir al ritmo actual de emisiones, en un lustro ya no habrá esperanza de cambio. Nada podremos hacer, pues se habrán emitido los suficientes gases como para superarlos.

Según advierte el trabajo, si las grandes ciudades no quieren “pagar el precio de la inacción” deben reducir a la mitad sus emisiones. Y no solo las ciudades más grandes, megalópolis o grandes conurbaciones, sino todas las urbes, pues ni más ni menos que un tercio de las emisiones proceden de ellas. Sus puntos negros: el transporte, las infraestructura y el urbanismo, según el informe.