Las olimpiadas de Londres, con madera sostenible