Las refinerías de petróleo de Luisiana tienen accidentes casi todos los días