Liberación de tortugas Golfinas recién nacidas en el centroamericano Golfo de Fonseca
Miles de tortugas Golfinas recién nacidas, una especie en peligro de extinción, intentarán sobrevivir tras ser liberadas en las playas del Golfo de Fonseca, ubicado en al oeste de Centroamérica, en el océano Pacífico.

Su liberación es todo un acontecimiento que llama la atención de lugareños y turistas. Prensa y público no faltan a la cita anual que, durante unas semanas, lleva a la liberación de las mismas por numerosos voluntarios salvadoreños que, a la fin y a la postre, podría decirse que son los que prácticamente mantienen viva a la especie.

Este año, las tortugas nacieron en un caserío cercano a la playa donde se recolectaron sus huevos, y se liberarán en torno a 50.000 crías Golfinas estos días, concretamente desde el pasado mes de octubre hasta el 11 de noviembre.

El voluntariado se realiza durante buena parte del año y consiste en recorrer todas las noches las playas donde las tortugas desovan para evitar que los huevos acaben siendo devorados por depredadores como perros, zorros, cerdos, cangrejos e incluso hormigas, entre otros muchos animales. Una vez recolectados, se vela para que los nidos estén bien protegidos y finalmente puedan nacer sin problemas. La suelta es la culminación de un trabajo ímprobo, por lo tanto.

Una de las playas en las que se están liberado tortugas es la de El Venado y como otras tres más, todas pertenecen al Golfo de Fonseca, en el que se unen las naciones El Salvador, Honduras; y Nicaragua. En ella, niños y mayores disfrutaron estos días de unas sueltas de ejemplares recién nacidos que constituyó un espectáculo natural emocionante.

Las tortugas son colocadas frente al mar, sobre la arena mojada, muy cerca de su objetivo, y no dudan en correr desesperadas hasta perderse de vista, hasta que la espuma de las olas las envuelve y se las lleva. Si tienen suerte, el próximo verano volverán a poner sus huevos en esa misma playa.