Llamamiento para salvar el camino de Harry Potter
Un camino sinuoso y rocoso a los pies del Glen Nevis, en el que se han rodado famosas secuencias de Harry Potter o de Braveheart, necesita una inversión importante para restaurar su equilibrio ambiental y, con él, su magia.

Para su conservación son necesarios 60.000 libras además de otras tantas ya recaudadas, según un llamamiento nacional realizado por la asociación ambiental John Muir Trust (JMT), con el objetivo de mejorar el conocido y deteriorado Camino Steall Gorge, situado en tierras escocesas, cerca de Fort William.

Pero hablemos del mágico sendero de poco más de un kilómetro y medio, que atraviesa bosques nativos. Fue aquí donde Harry Potter luchó contra un dragón en una emocionante escena en Harry Potter y el cáliz de fuego. Y también es aquí donde, ya en la vida real, un enemigo no menos fiero, llamado erosión, se ha propuesto destrozar el entorno.

El costo total del proyecto es de 120.000 libras, y se pretende evitar que algunas de sus áreas se acaben desmoronando e impidan su acceso, así como proteger los hábitats más frágiles y prevenir la erosión en el futuro. “Estamos pidiendo a los escaladores, caminantes y a todo aquel que ame a los lugares salvajes y los paisajes de montaña que nos ayude con este trabajo vital para reparar este sendero”, explica la JMT.

Los incondicionales de este camino se cuentan por miles. Entre ellos, el famoso montañista McNeish Cameron, que se ha unido a esta causa sin pensárselo. “La garganta Steall es una ruta fantástica en una atractiva zona de tierra salvaje, el tipo de camino que todo el mundo debería hacer por lo menos una vez en sus vidas”. Sin duda, sería una pena que se echase a perder un lugar salvaje que tiene la gran virtud de ser contrapunto a la campiña inglesa, permitiendo adentrarse en un mundo indómito sin salir del siempre tan ordenado Reino Unido.