Los bosques pueden ayudar a conseguir una economía verde global