Los bosques son indispensables para la buena calidad del agua