Los cañones submarinos, en peligro por el ser humano