Los coches eléctricos comienzan a cargar baterías