Los coches eléctricos, más baratos que los de gasolina y diésel desde 2024
Los coches eléctricos empezarán a ser competitivos dentro de ocho años, según un estudio realizado por la Organización Europea de Consumidores (BEUC), en el que se establece una comparación con los coches tradicionales, de gasolina y diésel.

De acuerdo con el informe, el coche eléctrico saldrá más económico que éstos en términos globales. Es decir, a partir de 2024, el gasto total de aquel a lo largo de toda su vida útil será menor.

El coche eléctrico saldrá a cuenta

El informe aporta detalles interesantes, que vamos a repasar de forma breve. Su punto de partida es la pregunta del millón: “¿Realmente vale la pena rodar con electricidad?”. Tal fue la cuestión que se planteó el BEUC, y la pregunta implicó un análisis y, finalmente, una conclusión que resulta esclarecedor.

Se concluyó, en concreto, que el coste total medio de uso (amortización y utilización, incluyendo costes directos e indirectos) de un vehículo eléctrico será inferior al de un vehículo convencional a partir de 2024, durante toda su vida útil.

Los coches eléctricos, más baratos que los de gasolina y diésel desde 2024
El informe valora de forma detallada el dinero que cuesta mantener un coche de uno u otro tipo. Si consideramos que un coche tiene una vida útil de unos 16 años, el eléctrico comprado después de 2020 supondrá un gasto de 51.907 euros, mientras que uno de gasolina superará dicha cifra, con 57.939 euros, así como el gasto del diésel, estimado en 53.730 euros.

A ello hay que añadir entre 600 y 1.000 euros en el caso del coche eléctrico, si queremos contar con una estación de carga eléctrica, si bien no es imprescindible. El monto total, incluso sumando esta cantidad, sigue quedando por debajo.

Los coches eléctricos, más baratos que los de gasolina y diésel desde 2024
Estos cálculos hoy por hoy no permitirían que saliera a cuenta el coche eléctrico, pero el informe tiene en cuenta una pequeña gran diferencia. Se trata, como es fácil adivinar, de un cambio tecnológico que provocará la caída de los precios del coche eléctrico entre 2020 y 2030.

Por lo tanto, solo si éstas mejoras llegan al mercado se podrá cumplir este pronóstico. Por otra parte, el precio de los coches eléctricos también se espera que caigan, sin considerar el resto de gastos asociados apuntados anteriormente.

Electricidad más económica

Puestos a jugar con futuribles, a ello hay que añadir también la importancia de contextualizar el coche eléctrico en un mundo que camina hacia la transición energética. Sin ir más lejos, el entorno comunitario tiene previsto abaratar el costo de la electricidad, así como fomentar el autoconsumo, unas metas que comenzará a aplicar en breve, coincidiendo con este periodo de tiempo como periodo de actuación.

Los coches eléctricos, más baratos que los de gasolina y diésel desde 2024
En este caso, la Comisión Europea ha presentado un paquete de medidas legislativas que incluyen un sinfín de actuaciones que pretenden alcanzar los avances a los que se ha comprometido la UE en el Acuerdo de París, en vigor desde hace unas semanas.

Por otra parte, la asociación también consideró en su informe el caso de los coches de hidrógeno, concluyendo que el coste total de propiedad se reduciría significativamente hacia 2030, coincidiendo con una segunda generación de este tipo de vehículos.

No será suficiente, sin embargo, para ser más económicos que los modelos convencionales y, aún menos, con respecto al coche eléctrico. Eso, si no asistimos a hallazgos o novedades que ahora mismo desconocemos, quizá por no haberse hecho públicas o porque, sencillamente aún necesitan que se encienda la bombilla aquí o allí.

La evolución del coche convencional

En la misma línea, cabe recordar que los coches tradicionales no dejan de buscar el modo de mejorar la eficiencia y reducir las emisiones polucionantes, especialmente dañinos cuando proceden de los motores de inyección directa, sea de diésel o de gasolina.

Los coches eléctricos, más baratos que los de gasolina y diésel desde 2024
Además de las novedades que vendrán en coches ecológicos como los de hidrógeno o los eléctricos, por lo tanto, también se espera una evolución en cuanto a eficiencia y menor polución en los coches convencionales.

En los próximos años aún tienen mucho que decir los vehículos alimentados por combustibles fósiles. Se resisten a morir, planteando soluciones mucho más eficientes a nivel ambiental y también económico. Se estima que en 2025 permitirán ahorrar 500 euros en relación a los de 2015.

Quizá las predicciones de la BEUC dejen más de un fleco suelto, pues de forma inevitable existen muchos factores imprevisibles. Lo cual no significa, lógicamente, que salvo errores de bulto o excepciones las líneas transcurran como se espera.

Otro punto débil del informe podría ser la suposición de que existirán políticas para que se invierta en nuevas tecnologías y en puntos de recarga u otras infraestructuras necesarias para que las alternativas a los coches convencionales se conviertan en deseables para la ciudadanía.

Si bien el coste económico es un factor importante, la comodidad de uso también juega un papel importante. Se precisará, por lo tanto, una importante inversión por parte de los fabricantes en investigación, desarrollo y comercialización de nuevas tecnologías.

Los coches eléctricos, más baratos que los de gasolina y diésel desde 2024
A su vez, las ciudades y la red viaria en general deberá proporcionar estaciones de carga par estos coches que funcionarían con electricidad o hidrógeno, pongamos por caso. Sin olvidar, por supuesto, las posibles ventajas fiscales que se establezcan para fomentar los coches más verdes, amén de las tan necesarias subvenciones y reducción de impuestos de circulación, entre otros incentivos que animen a comprar vehículos más económicos que, sobre todo, no salgan caros al medio ambiente.

Curiosamente, el estudio afirma que no será necesario que los gobiernos se empleen a fondo, pues básicamente bastará con reducir los impuestos de circulación. ¿Estarán en lo cierto o afinan demasiado? Solo dar tiempo al tiempo nos dará la mejor respuesta.