Los ecologistas piden a los países mediterráneos que protejan sus bosques contra los incendios
La organización ecologista WWF está que arde con tanto incendio masivo ocurrido este último año en países mediterráneos y por ello ha hecho un llamamiento a los mismos, en particular, y a la Unión Europea, en general, para que unan sus esfuerzos en su prevención.

El llamamiento alude a la ola de incendios descontrolados sufridos este año, con consecuencias devastadoras para un total de 370.000 hectáreas en Grecia, Portugal, Italia y España, según fuentes de la asociación.

La organización considera que prevenir es la mejor manera de apagar los incendios, por lo que aconseja trabajar en gestión forestal como política a aplicar a largo plazo como mejor manera de solucionar el problema. En todo caso, señalan que la solución adecuada nunca será “la extinción del fuego en el último minuto”.

Colaboración entre países

Además de políticas de prevención, WWF sugiere que se mejore la colaboración entre regiones y países para lograr un aprovechamiento mejor de los recursos de extinción. En concreto, se menciona la producción de recursos forestales sostenible como la clave para dar la vuelta a la situación, y pasar de una dinámica negativa como la actual a una positiva en la que los incendios sean una excepción, y no la norma.

La gestión forestal, que incluye la explotación de la biomasa, activa la economía en las áreas rurales, por lo que el objetivo debe ser conseguir beneficios económicos como consecuencia de una política forestal que parta de cuidar el entorno de forma sostenible.

Lograr este objetivo implica una gestión forestal “planificada y responsable”, es decir, muy distinta de la actual, en la que se ordene el terreno de adecuada, subsanando la ordenación “deficiente” que se padece ahora. Otros de los elementos a considerar a la hora de diseñar planes preventivos son el cambio climático o, cómo no, la negligencia humana. Aunque, dentro de ésta última no sólo esté el pirómano de turno, sino también la falta de presupuestos para extinguir incendios, una situación que también denuncian.