Los ecologistas piden la retirada del nuevo Plan del lobo