Los escarabajos peloteros se orientan usando las estrellas
Los seres humanos hemos aprendido a orientarnos gracias a las estrellas. En el hemisferio norte, la Estrella Polar señala el norte geográfico. En el sur, se puede usar la Cruz del Sur. También algunas aves son capaces de orientarse gracias a las estrellas. Pero ahora un grupo de científicos ha descubierto que los escarabajos peloteros también usan el firmamento para sus movimientos.

Una colaboración científica entre Sudáfrica y Suecia ha descubierto que los escarabajos peloteros (Scarabaeus satyrus) se guían por el resplandor de la Vía Láctea y los cielos estrellados para mover sus bolas de estiércol.

Es la primera vez que se demuestra esta capacidades en un insecto. Los escarabajos peloteros, como su nombre indica, dan forma de pelota a montones de estiércol para facilitar su transporte haciendo rodar la bola. Los investigadores analizaron qué recorrido hacían los escarabajos por la noche, en el campo y en el planetario de Johannesburgo.

Hicieron un experimento. Colocaron cartón para tapar el cielo, de modo que los escarabajos no podían recibir la iluminación de las estrellas y descubrieron que les era difícil orientarse. Bajo un cielo completamente cubierto tardaron mucho más tiempo en encontrar su camino. En cambio, con un cielo estrellado se orientaban y llegaban a su destino rápidamente.

Un cielo artificial con 4.000 estrellas

Los escarabajos peloteros se orientan usando las estrellas
Para confirmar este primer experimento, los investigadores llevaron a los escarabajos al planetario, donde podían proyectar la Vía Láctea y cuatro mil estrellas en un techo abovedado. En este espacio, realizaron cinco pruebas: cielo completamente estrellado, sólo la Vía Láctea, estrellas con luz débil, sólo dieciocho estrellas, pero muy brillantes, y total oscuridad.

En los dos primeros casos, los escarabajos tardaron el mismo tiempo en completar el recorrido. Sin embargo, cuando sólo veían la luz de las dieciocho estrellas o si estaban en total oscuridad, necesitaron mucho más tiempo para llegar a su destino. Por tanto, los escarabajos necesitan muchas estrellas o la Vía Láctea entera para orientarse. Los científicos creen que sus ojos no pueden ver las estrellas menos luminosas.

Quizá no sean los únicos insectos que logran orientarse gracias a las estrellas. Para descubrirlo, habrá que hacer más experimentos y observaciones.