Los guardas podrán disparar a los cazadores furtivos para salvar al tigre