Los huertos urbanos pueden estar contaminados con metales tóxicos