Los kiwis ecológicos son más nutritivos e igual de productivos
La bióloga Lourdes Martínez ha realizado un estudio para la Universidad de Vigo en el que señala que los kiwis cultivados de forma ecológica tienen un mayor contenido en minerales y un calibre y producción igual o mayor que el de cultivo convencional. La empresa Kiwi Atlántico ha colaborado con la investigadora gallega en la elaboración del estudio.

El trabajo de investigación ha durado dos años y se ha llevado a cabo en tres plantaciones de la zona de Tomiño, en la provincia de Pontevedra. La bióloga ha recogido datos sobre el ciclo productivo de la fruta de producción ecológica, integrada y convencional de la variedad deliciosa Hayward.

Lourdes Martínez ha señalado que los tres sistemas obtuvieron frutos de calidad y sin anomalías, pero el kiwi ecológico tenía un mayor contenido de minerales, es decir, que era más nutritivo. Además, según la investigadora, el kiwi se adapta bien a los suelos gallegos, que tienen un pH ligeramente ácido. La investigación asegura que la agricultura ecológica no es menos rentable. Se produce tanta o más fruta que con la convencional y siempre por encima de la agricultura integrada.

En las plantaciones convencionales se usan abonos nitrogenados que modifican el pH del suelo. Por ello, en ocasiones se recurre a una técnica, encalar el suelo, para aumentar el pH.

Los kiwis ecológicos son más nutritivos e igual de productivos
Este análisis puede hacer cambiar la visión de muchos agricultores que no se deciden a dar el paso para desarrollar cultivos ecológicos, ya que se demuestra que tienen la misma o incluso una mayor rentabilidad que las convencionales. Por otra parte, se consiguen beneficios para el medio ambiente, pues no se compromete a las generaciones futuras.

Mejor sabor

En el tamaño tampoco hay diferencia entre el convencional y el ecológico. En cambio, sí la hay en el sabor, siendo más auténtico en el ecológico. La empresa Kiwi Atlántico está asociada con cinco productores gallegos de kiwi ecológico y tiene una producción al año de unos 40.000 kilogramos.

El mayor productor mundial de esta fruta, que procede de las laderas del Himalaya, es Italia, que produce unos 400 millones de kilogramos al año (tanto convencional como ecológico). En España, se cultiva principalmente en la zona cantábrica. La producción es de unos 12 millones de kilogramos.