Los monos lanudos reconocen a los cazadores por su comportamiento