Los narcotraficantes mexicanos deterioran áreas naturales protegidas
El nefasto narcotráfico mexicano tampoco trae nada bueno a las especies protegidas del país, cuyo hábitat son áreas naturales que gozan de una protección legal que, en la práctica, se queda en papel mojado.

En efecto, los carteles mexicanos de la droga son una mala, pésima influencia para numerosas especies en peligro de extinción que buscan refugio en las zonas conocidas como Áreas Naturales Protegidas (ANP), lugares que acaban siendo explotados sin contemplaciones por estos peligrosos grupos clandestinos.

Sus armas químicas son una terrible amenaza para estos entornos, así como los laboratorios de estupefacientes que abren en puntos estratégicos, alejados del mundanal ruido y, sobre todo, de las fuerzas de segurdidad. Unos lugares en puntos de difícil, casi impsible acceso que acaban contaminados de un modo que puede ser irreversible. En numerosos casos, ni siquiera una vez descubiertas se procede a la limpieza ambiental de estas zonas.

Tala incontrolada y narcolaboratorios

Reptiles, aves, mamíferos y, en fin, valiosos ecosistemas poblados por pumas, águilas, osos o serpientes son víctimas de la explotación y deterioro de vastas áreas naturales que deberían estar protegidas de forma real, no sólo en teoría.

Los narcotraficantes mexicanos deterioran áreas naturales protegidas
La toxicidad diseminada puede afectar la cadena trófica o alimentaria, así como, sin ir más lejos, a la pureza misma de las aguas. Incluso pueden acabar siendo la guinda de la destrucción en áreas más accesibles que con anterioridad habían sido gravemente deterioradas por explotaciones ganaderas, industriales o por la tala descontrolada.

Además de laboratorios, también se han hallado numerosas narcoprocesadoras en espacios considerados Reservas de la Biosfera, con el consiguiente peligro que ello supone para un sinfín de especies en extinción. La fabricación de drogas sintéticas en los narcolaboratorios descubiertos se realizó en los estados de Sonora, Baja California, Nayarit, Jalisco y Colima.