Los parques naturales no protegen a los vertebrados de los coches
En teoría, los parques naturales se crean para proteger a las especies, para que, tanto la fauna como la flora, puedan vivir en un medio ambiente saludable y seguro. Son pequeños oasis dentro de un planeta lleno de contaminación, asfalto y, en definitiva, peligros causados por el ser humano.

En general, los parque naturales cumplen con su función. Están bien gestionados y así deben seguir. Pero tienen un talón de Aquiles: las carreteras. Los vehículos que circulan por ellas son los responsables de la mayoría de muertes de los vertebrados. Al menos, así ocurre en los parques naturales de Cataluña, en España, donde se ha llevado a cabo un exhaustivo estudio.

La red de carreteras se considera, de este modo, como una de las principales causas que hacen peligrar la supervivencia de la fauna en los parques naturales. Investigadores de las universidades de Barcelona (UB), Oporto (Portugal) y Uppsala (Suecia) han estudiado el número de muertes de vertebrados en 820 kilómetros de carreteras en el nordeste de la Península Ibérica, recabando datos por todo el territorio catalán y registrando todos los animales atropellados que se encontraron.

Este trabajo de campo se ha publicado en la revista Biodiversity and Conservation. Se desarrolló durante cuatro años en 41 carreteras secundarias de Cataluña y se inspeccionaron 20 kilómetros por cada vía, en primavera y otoño. Es uno de los estudios más amplios y extensos sobre el tema que se ha hecho nunca.

El problema de las áreas protegidas son el gran número de visitantes que reciben, lo que aumenta la densidad del tráfico. Se analizaron las carreteras de los parques naturales de las marismas del Ampurdán, del Garraf, de la zona volcánica de la Garrocha, de Sant Llorenç del Munt i l’Obac y del Montseny. Los investigadores recorrieron estos parques en coche a velocidades muy lentas. Cuando veían un animal muerto, se detenían, rellenaban la correspondiente ficha y apuntaban la especie a la lista. También tomaban datos como la vegetación cercana y los puntos de agua próximos.

Los anfibios, el grupo de vertebrados más atropellado

Algunas de las conclusiones del estudio son que los anfibios son el grupo de vertebrados más atropellado y que las carreteras de los parques naturales y nacionales son las zonas donde se producen un mayor número de muertes.

Según los expertos, para evitar estas muertes sólo habría que crear unos pasos de fauna específicos para ellos, unos túneles que se construyen por debajo de la carretera diseñados para canalizar los animales, en los puntos de mayor peligro.