Los pesticidas dañan la Gran Barrera de Coral
Los pesticidas agrícolas están causando un enorme daño a la Gran Barrera de Coral, el mayor arrecife de coral del mundo, ubicado en el Mar del Coral, frente a la costa de Queensland, en el noreste de Australia. Así se desprende de un nuevo informe que ha hecho público el Gobierno australiano sobre la calidad del agua de la zona. Los productos químicos usados por algunos agricultores podrían poner en peligro este ecosistema único en el mundo. La Gran Barrera de Coral fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1981.

Según el informe, casi una cuarta parte de los productores de frutas y hortalizas y el 12% de los agricultores que además crían ganado usan diversos químicos considerados dañinos por el propio sector agrícola y ganadero.

En los últimos años, los corales han perdido color debido al cambio climático, un fenómeno que también está dañando gravemente la Gran Barrera de Coral. Sin embargo, después de este informe, los pesticidas agrícolas se han destapado como el riesgo más importante para el ecosistema.

Restos de pesticidas se han encontrado hasta a 60 kilómetros de las costas, en el interior del arrecife y en concentraciones muy tóxicas que pueden producir graves daños a los corales. Además, las inundaciones y el ciclón que arrasó el norte de Queensland a principios de año han afectado la zona, desplazando los tóxicos hacia el mar.

En concreto, el informe señala en especial a la industria de la caña de azúcar del norte de Queensland como una de las industrias que más pesticidas dañinos utilizan. La citada industria se defiende señalando que esos datos son antiguos y que ya han cambiado las malas prácticas. El Gobierno de Australia cree que puede ser así, pero que el ciclón Yasi afectó negativamente, extendiendo los químicos contaminantes.

Las organizaciones ecologistas, por su parte, piden que no se usen plaguicidas y que se prohíba el uso de algunos químicos contra las malezas. Los productores de caña de azúcar dicen que no hay alternativas para proteger sus cultivos.