Los que antes compraban pisos, ahora compran tierras en países pobres