Luchar contra el cambio climático impulsa la economía