Luchar contra la contaminación es reducir el déficit