Madrid, contaminación y ruido