Más metano y más terremotos por el fracking