Mensaje ambiental del Papa Benedicto XVI
Aunque la polución atmosférica aumenta con cada visita papal por el estratosférico número de vehículos que circulan y las basuras generadas a consecuencia del evento, y aunque, por otro lado, su mensaje católico pueda considerarse contaminado por un amplio sector de la sociedad, también hay que reconocer que Benedicto XVI ha hecho gala de una cierta sensibilidad ambiental durante su papado.

Tras el anuncio por sorpresa de su renuncia al Vaticano, los medios se aprestan a hacer resúmenes de su legado en las distintas áreas, como por ejemplo la ambiental. Así, dejando de lado que el status quo no promociona una sociedad verde, que digamos, y que la Iglesia católica es uno de sus símbolos o bastiones, bien podemos hacer un repaso de algunas declaraciones ecologistas del Papa Benedicto XVI.

El Papa verde

El sentimiento ecologista del máximo representante de la Santa Sede animó a Renault a regalarle un vehículo modelo Kangoo (se ve en la siguiente imagen) para ir a su lugar de veraneo en este coche eléctrico. El nuevo PapaMóvil eléctrico dormiría junto a un Mercedes con motor híbrido, entre otros coches convencionales del Papa, pero sobre todo obedecía a este espíritu ecologistas que tanto espacio ha ocupado en sus encíclicas y discursos.

Benedicto XVI, apodado como el Papa verde, abogó por una mayor repercusión de los movimientos ecologistas y se mostró partidario por las “energías limpias inocuas para el ser humano”. Durante sus ocho años de ministerio, que inició en abril del 2005, se pronunció en numerosas ocasiones a favor de la conciencia ecológica.

Cuando ocurrió el desastre de Fukushima, se refirió al accidente nuclear como un suceso que ha de hacernos reflexionar, pues “el hombre no puede estar dominado por la tecnología y convertirse en un objeto. Esa conciencia debe llevar a los estados a reflexionar juntos sobre el futuro a corto plazo del planeta”, dijo.

Mensaje ambiental del Papa Benedicto XVI
El acceso al agua potable también le ha preocupado, así como el deterioro ambiental en general. Recordemos aquí su conferencia en la 43ª Jornada de la Paz, el 1 de enero de 2010, titulada “Si quieres promover la paz, protege la creación”, en la que advirtió de los peligros del abuso de la tierra y de los bienes naturales dados por Dios.

En este aspecto, Benedicto recogió el testigo de su predecesor, Juan Pablo II, quien ya se mostró preocupado por la ecología, por esa “crisis ecológica” que achacó por completo a “un problema moral”.