México, Nueva York, Texas… todos demandan a BP