Miles de aves viajan al sur de Europa a causa de la ola de frío