Mimetismo: qué es y ejemplos

Mimetismo: qué es y ejemplos

Durante los más de 3.500 millones de años de evolución que las especies han vivido, han sido capaces de adquirir diferentes y numerosas estrategias que les permiten, tanto adaptarse con mayor facilidad y precisión al medio en que habitan, como poder sobrevivir, dejando descendencia y colonizando así nuevos territorios. Entre dichas estrategias de supervivencia, el mimetismo es, sin lugar a dudas, una de las más sorprendentes. Existen toda una serie de factores y condiciones biológicas que empujan a ciertos animales y plantas a mimetizarse con otros individuos de especies distintas, usando para ello técnicas de lo más sofisticadas.

Continúa leyendo este artículo de EcologíaVerde y aprenderás con detalle todo sobre el mimetismo, qué es y ejemplos con fotos, así como los diferentes tipos de mimetismo que existen en la naturaleza y cómo podemos distinguir y reconocer la estrategia que están usando concretamente unas especies y otras para sobrevivir.

Qué es el mimetismo - definición

El mimetismo es una de las estrategias de supervivencia más sorprendentes y efectivas que numerosas especies de animales y plantas han desarrollado a lo largo de su evolución biológica. Consiste en la capacidad para asemejarse a individuos de otras especies con los que no mantienen ninguna relación biológica, o bien, tratan de conseguir una semejanza lo más exacta posible al propio entorno en el que habitan, siempre con el fin último de obtener alguna ventaja biológica y garantizar su supervivencia.

Mediante el mimetismo, los organismos son capaces de engañar a otros animales con los que conviven en un mismo hábitat, fundamentalmente a sus depredadores, confundiendo sus sentidos de la vista, el oído y el olfato, y a veces incluso induciendo en ellos determinadas conductas.

En los próximos apartados veremos detalladamente los diferentes tipos de mimetismo que existen en la naturaleza, así como ejemplos de los animales miméticos más comunes y sorprendentes.

Tipos de mimetismo

Tras conocer bien la definición de esta estrategia de supervivencia, explicamos los distintos tipos de mimetismo:

Mimetismo batesiano

En este tipo de mimetismo tan extendido dentro de la naturaleza, una especie "modelo" resulta tóxica y/o no comestible para los depredadores, mientras que una segunda especie, la "mimética", pese a ser comestible y carecer de toxicidad, ha ido evolucionando durante años para conseguir una apariencia lo más exacta posible a la de la especie modelo tóxica, favoreciendo así su supervivencia al no ser ingerida por los depredadores. Generalmente, la especie mimética es menos abundante que la "modelo", y ambas habitan en un mismo territorio de forma simultánea, de manera que los depredadores de la zona asocian el patrón de colores y morfologías de la especie "modelo" (y a su vez, la de la mimética), como un organismo no comestible.

Mimetismo mülleriano

En este otro tipo de estrategia mimética, aparecen dos o más especies, todas ellas reconocidas como organismos "no comestibles o desagradables" para los depredadores. Ambas especies habitan en un mismo territorio simultáneamente, y su estrategia evolutiva ha permitido que sus depredadores no sean capaces de diferenciarlas entre sí, ya que su aspecto es prácticamente el mismo. Con ello, las dos especies mantienen en equilibrio su número poblacional, ya que los posibles depredadores que aún no conozcan su condición de "no comestible", las depredarán y consumirán por igual, tanto a individuos de una y otra especie.

Aposematismo

El aposematismo es un fenómeno en el que diferentes especies de animales y plantas presentan coloraciones y algunos comportamientos como señal de advertencia de su propia toxicidad química. De esta forma, las vivas coloraciones amarillas, naranjas y rojas que presentan muchos anfibios, insectos y otros organismos, son coloraciones aposemáticas que indican a posibles depredadores de la toxicidad de su ingesta e incluso de la posibilidad de intoxicarles con líquidos y otras sustancias irritantes.

Automimetismo

El automimetismo o mimetismo intraespecífico es otro de los tipos de mimetismo más sorprendentes. En este caso, los organismos optan por imitar la forma y coloración de ciertas partes de su cuerpo (ojos, cabeza, etc), situándolas en el extremo posterior de su cuerpo, así como en las alas o en la espalda. En el próximo apartado veremos el nombre de diferentes animales que realizan esta sofisticada y sorprendente estrategia mimética para comprender mejor sus habilidades.

Mimetismo agresivo

El mimetismo agresivo se caracteriza por la utilización de cualquier técnica mimética con el objetivo de matar a otros individuos de otra especie para alimentarse o para conseguir otro beneficio, como el famoso caso de los huevos del ave cuco (Cuculus canorus), en los que las hembras son capaces de variar la apariencia de sus huevos en función de la especie de ave que pretenda parasitar, consiguiendo así que sus huevos se mimeticen con los de la otra hembra de especie diferente.

Mimetismo no visual

No todas las estrategias miméticas se basan en lo visual, sino que a veces, los animales hacen uso de diversos mecanismos químicos (feromonas) y sensoriales (olores y sonidos) para conseguir mimetizarse con otras especies "modelo" y conseguir algún beneficio concreto o simplemente, su supervivencia dentro del ecosistema.

Mimetismo y cripsis o camuflaje

Mientras que el mimetismo conlleva la utilización de un "disfraz" (determinada anatomía y coloración) por parte del animal, a modo de imitación de otra especie con la que quiere asemejarse para asegurar su supervievncia; la cripsis o camuflaje solo implica la capacidad del organismo para mezclarse con el fondo del medio en que se encuentra, cambiando para ello su forma o color para asegurarse un camuflaje más efectivo y que los depredadores no sean capaces de diferenciarles.

Mimetismo: ejemplos

Para terminar, ofrecemos listas con ejemplos de mimetismo según el tipo:

Mimetismo batesiano

  • Serpiente de coral (familia Elapidae): se mimetiza con serpientes rey venenosas (Lampropeltis getula californiae)
  • Mariposas del género Dismorphia: imitan a otras mariposas del género Ithomiini (familia Nymphalidae)
  • Mosca Aneriophora aureorufa: imita al abejorro Bombus dahlbornii
  • Orquídea Epidendrum ibaguense: imita las flores de Asclepias curassavica

Mimetismo mulleriano

  • Mariposas del género Heliconius
  • Polillas del género Dioptnae (Lepidoptera)

Aposematismo

  • Mofetas (familia Mephitidae)
  • Rana dardo fresa (Oophaga granulifera)
  • Rana dardo amarilla (Phyllobates terribilis)
  • Salamandra común (familia Salamandridae)
  • Avispón (Vespa crabro)

Automimetismo

  • Búho pigmeo (género Glaucidium)
  • Pez mariposa (Chaetodon capistratus)
  • Mariposa monarca (familia Nymphalidae)
  • Mariposa gris (Strymon melinus)

Mimetismo agresivo

  • Mantis orquídea (Hymenopus coronatus)
  • Larvas de escarabajos del género Meloe
  • Arañas depredadoras de hormigas de la familia Salticidae

Mimetismo no visual

  • Lechuza terrestre (Athene cunicularia)
  • Orquídea abeja (Ophrys speculum)
  • Plantas parásitas del género Rafflesia
  • Plantas del género Stapelia
  • Plantas tropicales del género Amorphophallus

Cripsis o camuflaje

  • Camaleón (Familia Chamaeleonidae)
  • Pulpos de anillos azules (género Hapalochlaena)
  • Gecko cola de hoja satánico (Uroplatus phantasticus)
  • Dragón de mar foliáceo (Phycodurus eques)
  • Mariposas del Abedul (Biston betularia)

Para conocer más ejemplos, en este otro artículo de EcologíaVerde puedes conocer a +20 animales que se camuflan.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mimetismo: qué es y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biodiversidad.

Bibliografía
  • Lanteri, A. & Del Río, M. G. (2014) La imitación en la naturaleza.Revista Ciencia Hoy (España).
  • Wolfgang. W. (1968) El mimetismo en las plantas y en los animales. BIblioteca para el hombre actual, pp: 15-47.
  • Debandi, G. & Roig-Junênt, S. (1999) Especies miméticas de Camponotus punctulatus (Formicidae). Revista de Entomología Argentina, Volumen 58 (3-4), pp: 201-208.
  • Recalde, J.I. & San Martín, A. F. (1995) Algunos "ismos" relacionados con la defensa química de ciertos coleópteros: mimetismo y aposematismo. Boletín SEA, Volumen 12, pp:13-15.