El mono tocón, amenazado por la deforestación y la caza
El mono tocón es diminuto, de espeso pelaje, y apenas pesa un kilo, un primate endémico de Perú tímido y asustadizo, que habita la región de San Martín, gravemente amenazado. Si nada lo remedia, su negro destino será sinónimo de extinción mucho antes de lo que imaginamos.

La pérdida de hábitat, la caza ilegal y la falta de medidas de protección están condenándolo a desaparecer. Su agónica cuenta atrás tiene alarmados a los proteccionistas, que ven cómo sus ímprobos esfuerzos son insuficientes para salvarlos.

Uno de los primates más amenazados del mundo

En efecto, la situación del Callicebus oenanthe (mono bonito), primate al que se le conoce como “mono tocón” por el escandaloso sonido que emite, es realmente dramática. De hecho, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) lo ha declarado como una de las 25 especies de primates más amenazadas del planeta.

El mono tocón, amenazado por la deforestación y la caza
La deforestación está vinculada a la sobreesplotación ganadera y agrícola, y la caza a su uso como mascota o alimentación. Por lo tanto, resolver el problema y salvarlos requiere ayudas para concienciar a la población autóctona pero también medidas eficaces que hagan posible una economía local sostenible.

Otro de los graves problemas es la ausencia de reservas naturales gubernamentales, pues se encuentran confinados en un territorio cada vez más reducido a consecuencia de la galopante deforestación. Actualmente, sólo existen proyectos privados, iniciativas de organizaciones proteccionistas que hacen lo imposible por ellos y, a la hora de la verdad, son su único apoyo. Sin embargo, se ven desbordados por la magnitud del problema y no pueden revertir la situación.

El mono tocón es una de las tres especies de primates originarias del país latinoamericano, junto con el mono choro de cola amarilla y el mono nocturno. Además de éstos, en el Perú hay otras 42.