Una mosca que sólo vive unas horas sobre un río húngaro