Muertes por envenenamiento en Castilla y León: una loba y un águila imperial
Se han encontrado, en la Comunidad Autónoma de Castilla y León, en España, muertos por el efecto del veneno, un lobo y un águila real, en las provincias de Valladolid y Segovia, respectivamente. Por ello, doce grupos ecologistas y conservacionistas ha pedido a la Junta de Castilla y León que tome medidas urgentes para evitar que se sigan colocando en el campo cebos envenenados.

Las organizaciones reclaman la suspensión del aprovechamiento cinegético como medida para evitar el posible agravamiento del daño o la continuidad de la infracción y para favorecer la recuperación de la fauna afectada por el veneno. La loba fue encontrada durante el transcurso de una cacería.

El águila imperial se encontró entre las provincias de Valladolid y Segovia, en la misma zona donde, en marzo, hace tan sólo nueve meses, apareció otra águila imperial muerta con síntomas de envenenamiento. Dos años atrás, apareció una en la localidad de Olmedo, no muy lejos de allí.

Así mismo, se han encontrado muertas otras especies en peligro de extinción, como el milano real. El sur de Valladolid es una de las regiones en donde más se producen casos de este tipo, mientras las autoridades se quedan de brazos cruzados, sin tomar ninguna medida efectiva que solucione el problema.

El lobo es una de las especies que más sufre el veneno en Castilla y León. Según datos de la propia Junta, en la temporada 2009/2010, un total de ocho lobos murieron por causa del veneno. En la siguiente temporada, el número de animales envenenados fueron cinco. Según los grupos ambientalistas, el número real de lobos muertos por dicha causa es mayor, ya que no se pueden localizar todos los cadáveres. En la temporada 2011/2012, la Junta de Castilla y León no ha reconocido muertes por envenenamiento de lobos, aunque han aparecido cuatro cadáveres de lobo.

Especies en peligro de extinción

Las asociaciones por la conservación de los animales pidieron que se prohibiera la caza en los lugares donde se encontraron esos trece lobos, pero la administración se ha negado, aduciendo que el lobo no está incluido en el Catálogo Español de Especies Amenazadas.

El águila imperial sí es una especie única en el mundo y en peligro de extinción, siendo otra de las especies más afectadas por el veneno. Otras especies de aves que mueren envenenadas son el buitre leonado, el buitre negro, el alimoche y el milano real, las tres últimas amenazadas.