Nace la primera cría de elefante asiático en el Zoo de Madrid
Ha nacido, por primera vez, una cría de elefante asiático en el Zoo Aquarium de Madrid. Se presentará al público junto su madre, que se llama Samy, después de pasados doce días desde su nacimiento, que ocurrió el 2 de marzo de 2013. En su primera aparición oficial, la “pequeña” cría permanecerá en todo momento junto a su madre.

Es la situación habitual, caminar bajo la barriga materna para sentirse protegida. Así lo hará, presumiblemente, durante sus tres primeros meses de vida. La cría es totalmente dependiente de la leche materna, que debe beber cada poco más de una hora, hasta que cumpla los dos años.

La cría de elefante asiático ha sido amamantada en una sala a una temperatura constante de 20 ºC. El equipo veterinario del Zoo de Madrid ha vigilado en todo momento su evolución. El pequeño elefante macho ha ganado peso paulatinamente (medio kilogramo cada día, de media). Se espera que crezca entre 2 y 3 centímetros al mes hasta los 17 años, cuando pese más de 5 toneladas.

Cuando va a cumplir tres semanas de vida, el rasgo físico más llamativo es una gran capa de pelo negro que le cubre y que irá perdiendo poco a poco, hasta mostrar la típica piel gris y gruesa, una barrera natural contra las picaduras de insectos y el mal tiempo.

La presentación oficial de Samy y su bebé servirá también para que conozca a su tía Tima, la hembra adulta con la que comparten el espacio antes de la integración definitiva en el grupo, cuando el pequeño sea más autónomo. Tima puede ayudar a la mamá elefante, como suelen hacer las ayudantes juveniles.

Propuestas para el nombre a través de las redes sociales

Nace la primera cría de elefante asiático en el Zoo de Madrid
Los visitantes del Zoo Aquarium de Madrid tendrán la posibilidad de contemplar a un bebé elefante cubierto de su curioso pelaje, observar cómo succiona la leche con su boca mientras su trompa se enrosca a la mama o escuchar la forma de comunicarse con la madre a través de vocalizaciones, balanceos o movimientos. Una oportunidad única que sólo se podrá disfrutar unas pocas semanas, mientras el pequeño elefante es una cría.

Desde internet, cualquier persona puede proponer un nombre para el bautizo del bebé elefante, a través de Facebook y Twitter.