No todas las especies se pueden salvar de la extinción