Noruega donará 178 millones de dólares más para salvar la Amazonia
Esta es la segunda vez que Noruega desembolsa una increíble cantidad de dinero, 178 millones de dólares, para salvar la Amazonia, dentro de su compromiso de desembolsar mil millones de euros a Brasil. El objetivo de estas astronómicas cantidades, que gestiona Fondo Amazonia, no es otro que evitar y subsanar la deforestación para promover su biodiversidad.

El anuncio de esta segunda donación se ha hecho en una reunión celebrada dentro del marco de la Cumbre mundial climática de Doha (COP18), una noticia que el gobierno noruego ha dado a Brasil y al mundo entero, en realidad, pues el Amazonia es un pulmón planetario de incalculable valor ambiental.

El Ministro de Medio Ambiente de Noruega, Bard Vegar Solhjell, dijo que el país decidió realizar la donación después de conocer la “impresionante reducción de la deforestación en el Amazonas que Brasil anunció en un informe la semana pasada en COP18”.

Contribución mundial

Solhjell alabó esta mejora ambiental lograda por tratarse de una “enorme contribución a la comunidad mundial, en términos de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero”. Unas declaraciones que, por otro lado, abundaban en las numerosas felicitaciones recibidas en la COP18 desde la publicación del citado informe.

Proteger los bosques brasileños, por lo tanto, es una prioridad para este país nórdico, que ha donado 650 millones de dólares y, además, proyecta la próxima donación a lo largo del año que viene si las cifras de reforestación siguen siendo tan positivas como hasta ahora.

El dinero se destinará a financiar 47 nuevos proyectos y otras iniciativas distintas, pero todas ellas tienen en común buscar la restauración de los bosques y, por ende, la conservación y protección de la valiosa vida que en ellos late. Sin duda, todo un ejemplo de solidaridad y de dinero bien empleado en causas que merecen la pena.