Noruega, el primer país del mundo comprometido con una deforestación cero