Nuevas perforaciones en el Mar del Norte pondrían en peligro colonias de aves