Nuevo método contra la plaga de estrellas de mar que devoran los corales