Obama apuesta por las renovables para reducir el déficit