Ocho nuevas especies de rana descubiertas en Sri Lanka
Un grupo de investigadores han encontrado en los bosques montañosos del Santuario del Pico Wilderness, en Sri Lanka, ocho nuevas especies de ranas. Cada año, los científicos descubren y clasifican más de cien nuevos anfibios. Sin embargo, hay que señalar que descubrir ocho nuevas especies en un único parque, en una zona determinada, es realmente raro.

Por lo demás, Sri Lanka es un paraíso para los amantes de los anfibios, ya que cuenta con más de un centenar de especies descritas. La mayoría de estas especies son endémicas, esto es, que sólo se encuentran en el país insular. Por otra parte, es el país que más extinciones de ranas ha sufrido. Siete de las ocho nuevas especies ya se consideran en Peligro Crítico en la lista de la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Sri Lanka cuenta con zonas muy diversas, ya que su geografía presenta altitudes que varían entre 600 y 2.200 metros. La vegetación, a su vez, también varía desde los bosques húmedos que se encuentran en tierras bajas hasta bosques de alta montaña. Por tanto, hay una gran biodiversidad.

Si no se han descubierto más especies se debe a la dificultad de llegar a ciertas zonas a las que es difícil llegar y por las duras condiciones meteorológicas. Sri Lanka no sólo tiene una gran diversidad biológica, sino también religiosa, pues conviven cristianos, hindúes, islamistas y budistas.

Especies parecidas entre sí

Ocho nuevas especies de rana descubiertas en Sri Lanka
Las nuevas especies son del género Pseudophilautus, que sólo se puede encontrar en Sri Lanka y en la cercana India. Cada una de estas especies es difícilmente distinguible de las otras porque las características morfológicas son parecidas: nuevas especies que se parecen a otras conocidas.

El Santuario Peak Wilderness fue declarado santuario de vida silvestre ya en 1940, lo que demuestra la importancia de esta joya de la naturaleza. Recientemente se han descubierto otras especies, como un tipo de rana (Pseudophilautus stellatus), que no se había visto desde hace 160 años y se creía extinta. Estos descubrimientos han sido posibles gracias a la financiación de instituciones como The Biodiversity Secretariat of Sri Lanka, el Nagao Natural Environmental Foundation in Japan o la Dilmah Conservation Sri Lanka.