Orangután muere apaleado en Indonesia
Un orangután murió a causa de los golpes recibidos por un grupo de residentes de una aldea local en la provincia de Aceh, en Indonesia. Los vecinos trataban de capturar al animal. Es un caso más de un grave problema al que hay que poner freno: la disminución del hábitat y unas autoridades que no aplican la ley que protege a los orangutanes salvajes, permitiendo que sean asesinados o capturados, sea para venderlos o para tenerlos como mascotas.

El orangután era un hembra adulta. Ya estaba mortalmente herida cuando fue rescatada por miembros de la Aceh Natural Resources Conservation Agency (BKSDA), el Sumatran Orangutan Conservation Programme (SOCP) y la Sumatran Orangutan Conservation Foundation-Orangutan Information Centre (YOSL-OIC). Trataron de trasladar al animal a un centro adecuado para curarlo, pero murió antes de llegar.

El equipo de rescate cree que el orangután fue herido al ser golpeado por los residentes de un pueblo llamado Panton Luas. Trataban de capturar a la orangután para tenerla como mascota o para venderla. Ambas acciones son ilegales según la legislación indonesia.

El grupo de rescate acudió a las siete de la mañana, pero estaba claro que el orangután se estaba muriendo y no había ninguna esperanza. Falleció a las dos horas en la unidad que la trasladaba.

Cada vez hay más casos

Este tipo de casos son cada vez más comunes en la región. En los últimos años, el SOCP ha tenido que rescatar cada vez a más orangutanes, capturados ilegalmente por las comunidades locales, que buscan un beneficio económico. Además, las autoridades no se preocupan mucho de que se cumpla la ley. En el caso de que llegue a juicio, las sentencias son leves.

Orangután muere apaleado en Indonesia
En este caso concreto, los residentes dijeron que intentaban capturar a la orangután para tenerla como mascota. Pero es muy raro que los residentes locales capturen a un adulto para este fin. En opinión de los expertos que fueron a rescatarla, querían matar al orangután. Quizá haya una cría en el bosque sin su madre.

El BKSDA Aceh, agencia gubernamental encargada de proteger a las especies en peligro de extinción, aseguró que los individuos serán llevados ante la justicia por dañar a los orangutanes, animales protegidos.