Orca herida en un zoológico de San Diego
Usar los animales para la diversión humana es algo reprobable. Pero si, además, se causa daño al animal, podría llegar a ser considerado un delito. La organización por la defensa de los animales PETA ha denunciado las heridas sufridas por una orca en un parque zoológico acuático de San Diego, Estados Unidos.

La lesión se ha producido en la mandíbula de la ballena, una de las que se exponen en el parque temático llamado SeaWorld. Hay fotografías en las que se puede ver a Nakai, una orca de once años, con una terrible herida en su mentón.

Las fotografías fueron enviadas por un denunciante anónimo. El parque SeaWorld se excusó en un comunicado (una vez hecha la denuncia) señalando que la lesión del animal fue causada porque “se golpeó con una parte de la piscina”.

Sin embargo, otras informaciones aparecidas en internet sugieren que el incidente ocurrió porque Nakai peleó con otras dos orcas: Ike y Keet. Todo parece indicar que Nakai fue mordida por una de ellas, aunque también es posible que se estrellara contra una pared de hormigón.

Según un periodista llamado Tim Zimmermann, el incidente ocurrió durante un espectáculo nocturno. Fue entonces cuando comenzó una pelea entre Nakai, Keet y Ike, y el primero de ellos acabó en el fondo de la pileta. Los responsables del espectáculo, sin darse cuenta de lo que ocurría, no detuvieron la exhibición.

Ante el conocimiento de estos hechos, la organización PETA decidió presentar una queja ante el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, acusando a SeaWorld de permitir vivir juntas a orcas en situación de incompatibilidad, una violación directa de la Ley de Bienestar Animal de Estados Unidos.

Un portavoz del grupo ha señalado que los mamíferos marinos que no son compatibles no pueden ser alojados en el mismo lugar. No es la primera vez que ocurren en SeaWorld este tipo de problemas con orcas incompatibles, produciéndose estrés, agresividad, lesiones graves e, incluso, la muerte.

Por su parte, en un comunicado, un portavoz del parque dijo que Nikai está siendo tratada con antibióticos y que está nadando e interactuando cómodamente con otras orcas.